sábado, 2 de junio de 2012

De pasada

La diferencia entre un pueblo y una gran ciudad, a parte del tamaño, los habitantes y los servicios, es que la vida en ella pasa muy deprisa, todo está en continuo movimiento, nadie se detiene un instante para vivir el momento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada